Vilet
Lleida | 2022

Construcción de vivienda unifamiliar en un pueblo de Lleida

La familia disponía de un terreno delimitado por unas paredes regias, de piedra en perfecto estado, un pilar central que parecía sostener el cielo y una cubierta inexistente. Con esa premisa empezaron los bocetos de la casa.

Una construcción que debía responder a cambios drásticos de temperatura durante el paso de las estaciones, y un programa separado en dos plantas para la dinámica de una familia en diferentes etapas vitales.

Apoyándonos en el perímetro histórico empezamos a cerrar el volumen que delimitaría las estancias. Se ha querido mantener y respetar  la gama cromática del resto de viviendas del pueblo. Las cubiertas son a dos aguas y con la teja tradicional de barro y las aberturas vestidas con porticones de lamas que bailan al ritmo del sol durante el paso de las horas de unos veranos muy cálidos y unos inviernos muy fríos.

La distribución responde a necesidades de comodidad y amplitud de espacios a la vez que a la respetuosa conexión con las sinuosas paredes de piedra. Unas paredes en las que nos apoyamos y entregamos con la nueva fachada, así como con las nuevas aberturas que conectan dos tiempos históricos diferentes.

Los materiales del interior buscan ser limpios, claros y cálidos para servir de base a las rugosidades y las variaciones de tonos pétreos así como el verde y el azul que entran por todas las ventanas.

La escalera se apoya en la curva y se delimita por una barandilla tan rígida como ligera y permeable que filtra la piedra a través de cada uno de sus barrotes.

Todos los elementos de carpintería interior están diseñados y hechos a medida.

175m2